Como se cuida un jabón artesanal

 

Debido a que el jabón natural contiene la glicerina vegetal (producida durante el proceso de saponificación), se recomienda guardar la pastilla de jabón en un sitio aireado y fuera del agua, para alargar la vida de la pastilla. Guarda tu jabón artesanal en una jabonera de madera con rejilla o en un estante, para que se escurra el agua.

ROMERO                                                        temporalmente agotado

Este jabón está elaborado a base de oleato de romero y por eso conserva aún más propiedades de esta planta, la más rica en antioxidantes. Junto con el aceite esencial de eucalipto,  el romero tonifica la piel, ayuda a prevenir la oxidación de las grasas y produce un gran efecto de antienvejecimiento. Alivia dolores de cabeza, calma los nervios, optimiza la circulación sanguínea y es también muy eficaz para los que tienen la piel alérgica e irritada.

 

Ingredientes: aceites de oliva (oleato de romero), coco, almendras dulces, cera de abejas, agua destilada, hidróxido de sodio. Aceites esenciales de romero y eucalipto.

KARITÉ

Este jabón es extremadamente rico en manteca de karité (shea butter), lo que le proporciona una suavidad extra y la textura muy cremosa. La manteca de karité es  portadora de vitaminas E y F, lo que convierte este jabón en uno de los mejores tratamientos para la piel que necesita mucha nutrición, para combatir las arrugas y estrías, y para mejorar su elasticidad. También lleva arcilla rosa que tiene efecto purificante y antialérgico, ayudando a eliminar toxínas de la piel.  El jabón de karité lleva un aroma fresco y alegre de primavera compuesto de aceites esenciales de lavanda, hierbabuena, canela, alcanfor y cedro, lo que convierte el baño en un lujo para la piel. 

 

Ingredientes: aceites de oliva, coco, cera virgen de abeja, manteca de karité orgánica, arcilla rosa, agua destilada, hidróxido de sodio. Aceites esenciales de lavanda, hierbabuena, canela, alcanfor y cedro.

CERVEZA                                                   temporalmente agotado

Desde la antigüedad la cerveza ha sido utilizada por las mujeres como remedio cosmético para rejuvenecer la piel, darle la elasticidad y ayudar a prevenir las arrugas. El jabón de cerveza es uno de los jabones que producen una espuma abundante y cremosa. La cerveza proporciona las propiedades desinfectantes, lleva vitaminas del grupo B, proteínas, aminoácidos y minerales. Ayuda a regenerar y humidificar la piel muy  seca e irritada  y a la vez posee propiedades depurativas por lo cual este jabón también es apto para las pieles con exceso de grasa.

 

Ingredientes: aceites de oliva, coco, almendras dulces, cera de abejas, cerveza, hidróxido de sodio. Aceites esenciales naranjas dulces, clavo de olor, eucalipto y pino.

 CANELA Y NARANJA         

El jabón de Canela y Naranja está pensado para los que quieren darse un baño estimulante y tonificante. Los aceites esenciales de canela y clavo son conocidos en aromaterapia como unos afrodisíacos que estimulan y despiertan los sentidos. Además aportan propiedades antisépticas y descongestionantes, y estimulan la circulación sanguínea. El aceite de oliva junto con la manteca de cacao hidratan y nutren la piel, y el aceite de ricino le proporciona elasticidad.

  

Ingredientes: aceite de oliva, coco, ricino, manteca de cacao, cera de abejas, cacao puro en polvo, agua destilada, hidróxido de sodio. Aceites esenciales de canela, naranjas dulces y clavo de olor.

DOS ARCILLAS                                                                      

Este jabón está pensado para las pieles mixtas y grasas, a las cuales las arcillas aportarán sus propiedades reguladoras del exceso de grasa y eliminadoras de toxinas. El aceite de almendras dulces, rico en vitaminas A y E, proteínas, sales minerales y ácidos grados, nutre y suaviza la piel. Este conjunto de características lo hace especialmente recomendable para pieles con granitos, dermatitis o infecciones.

  

Ingredientes: aceites de oliva, coco, ricino, almendras dulces, arcillas verde y roja, agua destilada, hidróxido de sodio. Aceites esenciales de pino, litsea cubeba, canela, cedro y clavo de olor.

RHASSOUL                                                    temporalmente agotado

La arcilla rhassoul (o ghassoul) se extrae del fondo de las montañas Atlas en Marruecos y se utiliza desde más de 1.400 años para los tratamientos de belleza cutánea y capilar. Es conocida por sus efectos depurativos, desintoxicantes y antiinflamatorios. Además contiene minerales como sílice, magnesio, potasio y calcio, entre otros. Esta arcilla, empleada en el jabón, ayuda a purificar y tonificar la piel, regenera y nutre las células, aporta elasticidad y absorbe la grasa y las impurezas. Actúa muy delicadamente sobre la piel, por lo cual no solamente está recomendada para las pieles grasas y con acné, sino también para las pieles sensibles o alérgicas.

  

Ingredientes: aceites de oliva, coco, ricino, manteca de cacao, arcilla rhassoul, agua destilada, hidróxido de sodio. Aceites esenciales de canela, eucalipto, litsea cubeba, cedro y alcanfor.

ALOE  VERA 

El jabón de Aloe Vera está elaborado usando el gel natural de aloe vera, el cual aporta todas las propiedades de esta planta curativa. El Aloe Vera es conocido por sus características depurativas y cicatrizantes y es un antibiótico natural que ayuda a curar acné e irritaciones cutáneas, eccemas y psoriasis, así como para aliviar el dolor de heridas. El gel natural de Aloe Vera (extraído directamente de las hojas) usado en este jabón actúa sobre las células muertas de la piel, ayudando a regenerarla, debido a su alto contenido de minerales, vitaminas A, C, E y aminoácidos.

 

Ingredientes: aceites de oliva, coco, cera de abejas, agua destilada, gel natural de aloe vera, hidróxido de sodio. Aceites esenciales de hierbabuena, lemongrass, eucalipto, alcanfor  y cedro.

LECHE Y AVENA                                       temporalmente agotado

El jabón cremoso de leche de cabra es ideal para las pieles sensibles y secas, gracias a sus propiedades hidratantes y nutritivas. Esta leche es además rica en proteínas, vitaminas y minerales. La avena se encarga de remover las células muertas, dejando la piel bien brillante y sana. El aceite de almendras dulces, rico en vitaminas A y E, suaviza y reconstruye la piel. Ideal para la limpieza facial diaria. Sin aromas añadidos. 

 

Ingredientes: aceites de oliva, coco, ricino, almendras dulces, cera de abejas, leche de cabra natural, avena molida, leche de coco, agua destilada, hidróxido de sodio. 

CASTILLA                                                   temporalmente agotado

Este jabón clásico está elaborado a base de aceite de oliva extra virgen que da mucha suavidad a la piel, y el que proporciona una cremosa espuma. Su alto contenido en ácido oleico, el componente más importante del aceite de oliva, ayuda a regenerar y humedecer la piel, dejándola suave y lisa. Está enriquecido con la manteca de karité que lleva las vitaminas A, D, E y F y que ayuda a retener la humedad de la piel, hidratándola y nutriéndola.

Este jabón no lleva ninguna fragancia ni aditivo, por lo que está especialmente indicado para quienes tengan la piel muy delicada y sensible: niños, personas alérgicas, personas mayores etc.  Sin aromas añadidos.

 

Ingredientes: aceites de oliva virgen extra, aceite de coco, manteca de karité, agua destilada, hidróxido de sodio.

CALÉNDULA         

En su composición, el jabón de caléndula lleva el oleato y la infusión de la misma planta, que es famosa por sus propiedades curativas. Es antiséptica, regeneradora de la piel y antiinflamatoria, lo cual la convierte en ideal para las personas que tienen problemas de la piel (dermatitis, psoriasis etc.). Los aceites de ricino y de almendras dulces ayudan a proteger la piel, reteniendo la humedad y dejándola lisa y suave. 

 

Ingredientes: aceites de oliva (oleato de caléndula), coco, almendras dulces, agua destilada (infusión de caléndula), cera de abejas, hidróxido de sodio. Aceites esenciales de naranja, canela, litsea cubeba, pomelo y cedro.

  MIEL                                                            temporalmente agotado

Este jabón ha sido elaborado usando la miel natural de panal (¡ojo! no la miel cualquiera del supermercado), lo que proporciona a este jabón propiedades antisépticas, calmantes y bactericidas. Gracias a su alto contenido de vitaminas (A, B, E y K), minerales (potasio, fósforo, hierro, aluminio, cadmio, silicio, boro, titanio, plomo, níquel, cinc, litio, cromo entre otros), enzimas activas y aminoácidos, la miel tiene propiedades curativas y convierte este jabón en ideal para los que tienen la piel dañada o con infecciones cutáneas, ya que ayuda a reestructurar la piel y a reducir las cicatrices. El jabón de miel es además un tratamiento eficaz para combatir las arrugas, ya que las vitaminas y minerales se absorben por la piel y regeneran los tejidos, eliminando arrugas y mejorando la textura y el color. Sin aromas añadidos. 

 

Ingredientes: aceites de oliva, coco, almendras dulces, cera de abejas, miel natural, agua destilada, hidróxido de sodio. 

ALGAS MARINAS                                      temporalmente agotado

En su composición este jabón lleva un alto contenido de algas marinas (fucus). Las algas son muy beneficiosas para la piel, ya que contienen muchos minerales (entre ellos yodo, calcio, manganeso, hierro y potasio) y son ricas en vitaminas (A, C, grupo B, E y K). Su efecto es antiinflamatorio, descongestionante y antioxidante, ayudando a prevenir las arrugas y estrías de la piel. Es un tratamiento natural y efectivo para combatir la celulitis y el envejecimiento de la piel.

 

Ingredientes: aceite de oliva, coco, mantecas de cacao y karité, algas fucus en polvo, agua destilada, hidróxido de sodio. Aceites esenciales de naranja, clavo, alcanfor y pino.